Los PLC con WiFi son la opción predilecta de la mayoría de usuarios a la hora de ampliar y mejorar la cobertura de una red WiFi en casa.

Desde 2015 este artículo ha ayudado a centenares de personas a elegir un nuevo PLC para su casa, siendo la guía de compra y comparativa de PLC en español más popular de toda la red.

Aquí tienes los 5 mejores PLC que puedes comprar en este momento. Después de la comparativa, tienes una breve reseña de cada uno de ellos, y a continuación una guía donde te explico más sobre los PLC y qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar uno.

Los mejores PLC para este 2019

Devolo dLAN 1200+ WiFi AC TP-LINK TL-PA9020P TP-LINK TL-WPA8730 D-Link DHP-W611AV TP-Link TL-WPA7510
Vista Previa devolo dLAN 1200+ WiFi ac - Kit de inicio de adaptador de comunicación por línea eléctrica PLC (Powerline, 1200 Mbps, 2 adaptadores, 2 puertos LAN, repetidor WiFi, amplificador de señal WiFi), blanco TP-Link TL-PA9020 Kit - PLC 2 Adaptadores de Comunicación por Línea Eléctrica (AV 2000 Mbps, PLC, Extensor, Repetidores de Red, Amplificador, 2 Puerto, Smart TV, PS4, Nintendo Switch) D-Link DHP-W611AV - Kit PLC WiFi AC1200 Extensor de Red por Cable eléctrico (PLC a 1000 Mbps Phy, WiFi hasta 1200 Mbps, Gigabit 10/100/1000 Mbps, WPS, WPA2) TP-Link TL-WPA7510 KIT - WiFi AV 1000 Mbps (PLC con Doble Banda y Adaptadores, Extensor, Repetidores de Red, Cobertura Internet, Línea Eléctrica, 2 Puertos, Smart TV, Ps4, Nintendo Switch) TP-Link TL-WPA8730 Kit WiFi-1750Mbps - 2 adaptadores de comunicación por línea eléctrica PLC/Extensor/repetidores de Red, Amplificador Cobertura Internet (4 Puertos/Smart TV/Ps4/Nintendo Switch)
Con WiFi
Máx. velocidad 1200 Mbps 2000 Mbps 1200 Mbps 1000/750 Mbps 1200 Mbps
Puertos LAN 3 (2×1) 4 (2×2) 2 (1×1) 2 (1×1) 4 (3×1)
Enchufes 2 (1×1) 2 (1×1) 1 1
Opiniones
Análisis Análisis a fondo Análisis a fondo Análisis a fondo Análisis a fondo Análisis a fondo
Mejor precio 159,51 € 104,23 € 99,99 € 70,46 € 99,12 €

Devolo dLAN 1200+ WiFi AC: El mejor PLC que puedes comprar

Los mejores PLC: Devolo dLAN 1200+ WiFi AC

Si tienes que comprar un PLC con WiFi, que sea el Devolo dLAN 1200+ WiFi AC.

Este es uno de los mejores PLC del mercado en términos generales, con un rendimeinto fantástico tanto por WiFi como por cable.

Ya han pasado algunos años desde su salida al mercado, pero aún y con todo sigue siendo uno de los más rápidos. No en vano, fue el primer PLC en alcanzar velocidades máximas de 1200Mbps, tanto por WiFi como por Ethernet, empleando el estándar Homeplug AV2-MIMO.

En las pruebas que le hemos realizado en entornos reales, el dLAN 1200+ WiFi AC ha demostrado ser el PLC más rápido de forma global. Su velocidad Ethernet es inferior a la mostrada por otros modelos, pero su velocidad WiFi está entre las más altas, por lo que se trata de un PLC que cubre la mayoría de las velocidades actuales de fibra óptica en España.

Devolo acompaña estos PLC con tecnologías propias como WiFi Move, WiFi clone y Range +. El hecho de que los dos dispositivos que conforman el kit tengan un enchufe integrado con seguro para niños también es un punto a destacar, así como el software Devolo Cockpit, que puede presumir de ser el mejor software de gestión de PLC existente hasta la fecha.

En definitiva, el Devolo dLAN 1200+ es un PLC con un precio en la banda alta, pero es una compra segura para disfrutar de los 300Mb de fibra óptica que ofrecen ya la mayoría de operadores en España.

Muy gentilmente, Devolo nos cedió un kit de estos PLC para que los analizáramos. Si quieres saber cómo lucen fuera de la caja y cómo se comportan, échale un vistazo a su análisis.

Pros

  • Fantástico rendimiento, tanto por WiFi como por cable
  • Amplia cobertura
  • Software de gestión y de control muy completo
  • Enchufe en los dos dispositivos

Contras

  • El precio

TP-LINK TL-PA9020P: El PLC más rápido por cable

Los mejores PLC: TP-LINK TL-PA9020P

Si no necesitas que tu PLC tenga WiFi, pero sí quieres que tenga la máxima velocidad posible a través de cable, tu elección es el TP-LINK TL-PA9020P.

Este PLC ofrece el mejor rendimiento a través de Ethernet, con las velocidades más altas que hemos medido hasta la fecha en cualquier PLC.

Funciona con el estándar AV2-MIMO con beamforming, asegurando así una cobertura sensacional y un rendimiento máximo, aún en los enchufes más alejados. Su velocidad máxima teórica es de 2000Mbps, y en las pruebas reales a las que lo hemos sometido ha demostrado ser el PLC más rápido.

El kit lleva un total de 4 puertos Gigabit Ethernet, 2 en cada dispositivo. Como punto destacable, mencionar también que en nuestras mediciones ha ofrecido un ancho de banda espectacular, aún usando los 4 puertos al mismo tiempo, lo que es ideal para hogares que necesitan conectar múltiples dispositivos a la máxima velocidad.

Otro punto destacable de estos PLC es que los dos dispositivos del kit llevan un enchufe integrado. Además, tratándose de un PLC sin punto de acceso inalámbrico, se apagan automáticamente cuando pasan unos minutos sin utilizarse, ahorrando así hasta un 70% más de energía que otros PLC.

Puedes leer más sobre el TP-LINK TL-PA9020P en el análisis a fondo que le hemos hecho.

Pros

  • El más rápido por cable
  • Enchufes en los dos dispositivos
  • 4 puertos Ethernet

Contras

  • No tiene WiFi

TP-LINK TL-WPA8730: El PLC con el WiFi más rápido

Los mejores PLC: TP-Link TL-WPA8730 Kit

En un intento por plantarle cara a Devolo en la gama alta de los PLC con WiFi, llega este TP-LINK TL-WPA8730, un kit de PLC con prestaciones similares al dLAN 1200+ WiFi AC, pero con un par de añadidos y un precio más ajustado.

El kit lo conforman dos PLC que emplean el estándar AV2-MIMO con velocidades máximas de 1200Mbps tanto por WiFi como por cable. Como no puede ser de otra manera, tratándose de uno de sus PLC más punteros, utilizan la tecnología beamforming para mayores coberturas y mejor rendimiento.

La velocidad máxima que alcanza por WiFi es la más alta que hemos medido hasta la fecha, por lo que si buscas el máximo rendimiento a través de WiFi, este PLC está recomendadísimo. Por contra, su rendimiento a través de Ethernet es más flojo que otros PLC tope de gama, así que el TL-WPA8730 es más recomendable para usuarios que necesiten la máxima velocidad a través de WiFi y no necesiten tanto rendimiento a través de cable.

El PLC principal cuenta con un único puerto LAN, mientras que el supletorio dispone de 3 puertos. En total, 4 puertos LAN de los cuales son aprovechables 3. Todos ellos, obviamente, con interfaz Gigabit.

Con un precio inferior al Devolo dLAN 1200+ WiFi AC, y con un rendimiento ligeramente superior, el TP-LINK TL-WPA8730 es una fantástica compra si tu intención es utilizar primordialmente su red WiFi.

Puedes leer aquí el análisis completo del TP-LINK TL-WPA8730.

Pros

  • El más rápido vía WiFi
  • 3 puertos Ethernet en el receptor
  • Buena cobertura inalámbrica

Contras

  • Flojo rendimiento por cable
  • Receptor sin enchufe integrado

D-Link DHP-W611AV: PLC con WiFi muy completo

Los mejores PLC: D-Link DHP-W611AV

Una alternativa a los PLC de Devolo y TP-LINK es el D-Link DHP-W611AV, un estupendo PLC que está entre los más completos por su buen rendimiento en todas las áreas.

Se trata de un PLC que emplea el estándar Homeplug AV2, con velocidades máximas teóricas de 1000 Mbps por cable y 1200 Mbps por WiFi, haciendo uso de la doble banda con WiFi AC.

Uno de los PLC tiene enchufe integrado, y los dos tienen puertos LAN con interfaz Gigabit, aunque solo uno de ellos es aprovechable. El PLC supletorio, con punto de acceso inalámbrico, tiene también antenas externas para mejorar la cobertura.

Aunque no es el mejor en nada, es bueno en todo, de ahí que sea tan completo. Además, ofrece una velocidad WiFi en la banda de los 5 GHz muy próxima al dLAN 1200+ WiFi AC costando menos, por lo que es una compra del todo recomendable.

Lee aquí el análisis que hemos hecho del D-Link DHP-W611AV.

Pros

  • Buena velocidad tanto por cable como por WiFi
  • Precio muy ajustado
  • Puertos Gigabit Ethernet

Contras

  • Pocos puertos Ethernet
  • Emisor sin enchufe integrado

TP-Link TL-WPA7510: El mejor en calidad-precio

Los mejores PLC: TP-Link TL-WPA7510

El TP-Link TL-WPA7510 viene a suceder al TL-WPA4530 y lo mejora en casi todos los aspectos. Se trata de un PLC con WiFi AC, y que destaca por su su buen rendimiento y su magnífica relación calidad-precio.

Su punto fuerte reside en el uso del estándar WiFi AC, permitiendo el uso simultáneo de las dos bandas WiFi, la 2.4GHz y la de 5GHz. La transmisión de datos máxima téorica es de 1000Mbps a través de Ethernet y de 750Mbps a través de las dos bandas del WiFi AC.

Como no puede ser de otra manera en un PLC WiFi, incluye la función de clonado a través de WPS para simplificar la sincronización con la red WiFi del router simplemente pulsando el botón WiFi ubicado en el frontal de uno de los dispositivos que vienen en el kit.

Ninguno de los adaptadores del kit tiene enchufe integrado. Respecto a los puertos LAN, decir que son 2 y tienen interfaz Gigabit, uno por cada dispositivo, y solo uno queda libre para su uso, siendo este el principal inconveniente de este PLC.

Su velocidad por cable tampoco es muy alta, pero su rendimiento WiFi está entre lo más alto que hemos visto, y teniendo en cuenta el precio irrisorio que tiene el kit es todo un logro, y lo convierten sin duda alguna en el PLC con mejor relación calidad-precio del momento.

El TP-Link TL-WPA7510 ha pasado recientemente por nuestras manos. Visita el análisis para saber más sobre él.

Pros

  • Gran rendimiento inalámbrico y por cable
  • Calidad-precio imbatible
  • Puertos Gigabit Ethernet

Contras

  • Pocos puertos Ethernet
  • Sin enchufes integrados

Comparativa de rendimiento real de los PLC

En esta web procuramos analizar los PLC más populares y vendidos con tal de poder ofrecerte mejores recomendaciones.

El gráfico que tienes a continuación es una comparativa que recoge las velocidades máximas que hemos obtenido con los PLC incluidos en la comparativa de esta página y que hemos podido analizar personalmente hasta la fecha.

Comparativa PLC

Guía de compra: ¿Qué es un PLC y para qué sirve?

PLC (Power Line Communications) es una tecnología que ya lleva varios años entre nosotros, aunque no ha sido hasta hace relativamente poco que se ha hecho popular.

En pocas palabras, se trata de un dispositivo que aprovecha el cableado eléctrico existente para transmitir la señal de Internet por la red eléctrica de tu casa. Esto lo consiguen mediante un filtrado que se encarga de separar las frecuencias de la electricidad y la de los datos para que ninguna de ellas interfiera con la otra.

Un PLC puede ser de dos tipos:

  • PLC Ethernet: Es un PLC que no lleva WiFi. Lo único que se hace es conectar el dispositivo transmisor al router para que recoja la señal de Internet y la distribuya por el cableado eléctrico hasta hacerla llegar al dispositivo receptor, al cual podemos conectarnos a través de un puerto LAN mediante cable Ethernet.
  • PLC WiFi: Funciona exactamente igual que uno normal, pero el dispositivo receptor tiene un punto de acceso inalámbrico para redistribuir la señal vía WiFi, por lo que además de por cable también podrás conectarte vía inalámbrica.
Cómo funciona un plc wifi

En este esquema, cortesía de TP-LINK, puedes apreciar cómo funciona un PLC WiFi. Primero se conecta un PLC principal al router, y este se encarga de distribuir la señal de Internet por todo el cableado eléctrico de la casa hasta llegar a un PLC supletorio, el cual dispone de un punto de acceso inalámbrico que redistribuye la señal también a través de WiFi.

Un PLC WiFi es la opción más versátil para conectar múltiples dispositivos en una vivienda, pues por un lado puedes conectar un PC o una videoconsola con un cable Ethernet, y por el otro puedes conectar dispositivos como Smartphones o Tablets vía WiFi.

¿Qué es mejor? ¿Un repetidor WiFi o un PLC WiFi?

Un repetidor WiFi es, al igual que un PLC WiFi, un extensor de red. Como su propio nombre indica, se encarga de copiar el WiFi del router y repetirlo para hacer que llegue a sitios donde antes la señal llegaba muy débil o directamente ni llegaba. En esta web tenemos un artículo dedicado en exclusiva a los amplificadores WiFi, y otro en el que hablamos de las redes WiFi Mesh, también muy recomendables para mejorar la cobertura en viviendas de gran tamaño.

En la mayoría de los casos, un PLC con WiFi es mejor que un repetidor WiFi. Los repetidores son bastante eficientes a la hora de extender una red WiFi, pero sufren una mayor pérdida de velocidad que los PLC con WiFi, ya que estos tienen la ventaja de llevar la señal a través de cableado, que es mucho más estable y rápido que el WiFi.

Los repetidores pueden bastar para conexiones de Internet de pocos megas, pero para conexiones superiores de fibra óptica son mucho mejores los PLC. Además, otra gran ventaja con la que cuentan los PLC WiFi es que tienen coberturas más altas, tanta como la red eléctrica lo permita.

Todo esto hace de los PLC con WiFi una opción aún más recomendable que un repetidor de WiFi. Y la razón es que un repetidor WiFi siempre pierde algo por el camino, mientras que con un PLC WiFi te aseguras la máxima velocidad desde el router hasta el PLC receptor.

Para que acabes de entender por qué es preferible un PLC WiFi a un repetidor te he preparado esta infografía:

¿Qué es mejor? Repetidor WiFi o PLC?

Por otro lado, ¿qué inconvenientes tienen los PLC?

El principal inconveniente de los PLC es que para rendir de forma óptima es conveniente que estén conectados en el mismo circuito eléctrico. Además, si el cableado eléctrico está en mal estado por ser antiguo, o tiene un mal aislamiento térmico, la velocidad de los PLC también puede verse afectada de manera notable.

Aún así, los PLC funcionan bien en un 95% de los casos, y por deficiente que sea la instalación eléctrica garantizan mayores velocidades que los repetidores WiFi.

En caso de comprar un repetidor WiFi, te recomiendo encarecidamente que optes por un kit de WiFi mesh. Este tipo de tecnología consiste en un mallado de red a través de diversos puntos de acceso, mejorando la cobertura y el rendimiento. Explico más sobre ellos en este artículo.

Cosas a tener en cuenta antes de comprar un PLC

Hace unos años tan solo había unos pocos modelos, pero actualmente hay muchos PLC para elegir. Si quieres acertar en tu compra, haz caso a estos consejos:

Lo primero: saber si necesitas un PLC con WiFi o sin WiFi

Con esto ya harás tu primera gran criba en la compra de tu PLC.

Si únicamente quieres extender la red a un PC o una videoconsola, quizás te convenga comprar un PLC Ethernet: compras un kit de PLC, te conectas con el cable Ethernet y ya tendrás la conexión funcionando sin problemas y a gran velocidad.

Pero si además quieres conectar otros muchos dispositivos, un PLC WiFi es tu elección.

Un PLC WiFi es muy versátil, permitiendo la conexión a todos los aparatos de la casa. Un PLC sin WiFi sólo permite la conexión a uno, dos o tres aparatos, dependiendo de la cantidad de puertos Ethernet de los que disponga.

Otra cuestión a tener en cuenta es que con un PLC sin WiFi necesitas tantos receptores como dispositivos quieras conectar, o bien un único receptor que disponga de muchos puertos LAN.

En cambio, con un PLC WiFi te basta con el kit básico que venden la mayoría de compañías: un PLC emisor que se conecta al router y un PLC receptor que es el que luego reparte la señal a través del WiFi.

¿El PLC cubrirá la velocidad de tu conexión a Internet?

Lo segundo que querrás comprobar es que el PLC que compres cubra tu velocidad actual de Internet. Por ejemplo, si tienes fibra óptica a 300Mb necesitas un PLC cuya velocidad sea, como mínimo, de 300Mbps.

Pues bien, en este sentido no hagas caso de las velocidades que prometen los fabricantes, pues en la práctica ningún PLC alcanza las velocidades que los fabricantes anuncian a bombo y platillo.

Y es que las cifras que anuncian los fabricantes se refieren a la máxima velocidad teórica que pueden alcanzar en condiciones ideales, pero en entornos reales del día a día esa velocidad se reduce por muchos factores, como el estado de la instalación eléctrica, la distancia entre los adaptadores, el ruido provocado por la presencia de aparatos electrónicos cercanos o la interfaz de los puertos Ethernet.

La velocidad real que obtendrás con tu PLC pocas veces se acerca a la anunciada por el fabricante.

Por lo tanto, es importante saber, para no llevarse a engaño, que las velocidades teóricas que prometen los fabricantes se verán reducidas en la práctica. Independientemente de si la vivienda es más o menos grande o si la instalación eléctrica está en buen estado o no, generalmente los PLC cumplen la siguiente regla:

Velocidad teórica máximaVelocidad real aproximada
200Mbps50Mbps
500Mbps100Mbps
600Mbps150Mbps
1000Mbps300Mbps
1200Mbps600Mbps
2000Mbps900Mbps

¿Qué elementos intervienen en la velocidad que un PLC es capaz de ofrecer?

El estándar Homeplug que emplea

Los PLC funcionan con una tecnología denominada Homeplug, que es la responsable de hacer que los datos viajen por el cableado eléctrico sin molestarse entre ellos. Esta tecnología ha ido mejorando y actualizándose con el tiempo a través de nuevos estándares:

  • AV: El primer estándar Homeplug, actualmente en desuso y superado por los nuevos estándares.
  • AV500: Una mejora notable respecto al primer estándar, ofreciendo velocidades teóricas de 500Mbps y coberturas de 300 metros por cableado.
  • AV2: Un paso más en el que las velocidades teóricas ya van desde los 600Mbps a los 1000Mbps.
  • AV2-MIMO: El último estándar Homeplug hasta la fecha es también el más rápido, con velocidades teóricas de 1200Mbps y mejoras en la cobertura gracias a la tecnología MIMO.

La interfaz Ethernet de sus puertos LAN

En última instancia, la velocidad de un PLC viene determinada por la interfaz Ethernet que emplean:

cables ethernet
  • Fast Ethernet (10/100): Soporta datos a una velocidad máxima de 100Mbps
  • Gigabit Ethernet (10/100/1000): Soporta un máximo de 1000Mbps

La interfaz de los puertos Ethernet es algo que generalmente pasa desapercibido cuando es una característica fundamental. Básicamente, si el PLC tiene puertos Fast Ethernet sabrás a ciencia cierta que no superará los 100Mbps, mientras que los PLC con puertos Gigabit superan esa velocidad de manera holgada.

Esto es algo a tener muy cuenta, aún cuando compres un PLC con WiFi. Se ha llegado a dar el caso que un PLC WiFi funcione a una velocidad real de más de 100Mbps, pero al usar puertos Fast Ethernet su velocidad está finalmente limitada a esos 100Mbps. Por lo tanto, si ves que un PLC WiFi tiene puertos Gigabit, es más que probable que la velocidad final de ese PLC supere los 100 Mbps.

El estándar WiFi empleado

Actualmente las redes WiFi funcionan con dos estándares:

  • 802.11n (WiFi N): El el estándar habitual en la mayoría de routers, adaptadores y puntos de acceso. Ofrece grandes coberturas, pero el rendimiento desciende mucho conforme nos alejamos del router o el punto de acceso.
  • 802.11ac (WiFi AC): Este nuevo estándar emplea el canal de los 5GHz, mucho menos saturado, y garantiza velocidades muy superiores a costa de perder algo de cobertura.

Es muy difícil saber exactamente qué velocidad final tendrá el WiFi del PLC que compres, pero es de esperar que un PLC WiFi que emplee el estándar WiFi N funcione entre 50Mbps y 100Mbps, a no ser que emplee el estándar de doble canal WiFi AC, con el cual la velocidad va de los 100Mbps en adelante y hasta el máximo que permitan las condiciones de la vivienda.

Si quieres saber más sobre los estándares WiFi, aquí tienes un buen artículo.

¿Cuántos puertos LAN tiene? ¿Lleva enchufe integrado?

Todos los PLC, incluso los PLC con WiFi, tienen uno o varios puertos LAN, mediante los cuales podemos conectar un dispositivo a la red a través de un cable Ethernet.

Los modelos más básicos de PLC únicamente tienen un puerto LAN, mientras que otros modelos tienen dos o tres. Como ya he mencionado en el apartado de la velocidad, has de fijarte en la interfaz Ethernet de los puertos, siendo las Fast Ethernet la más lenta y la interfaz Gigabit la más rápida.

Si vamos a hacer uso de esos puertos Ethernet, obviamente necesitaremos cables Ethernet, por lo que fíjate que el PLC que vayas a comprar traiga cables en el paquete, pues de lo contrario te tocaría comprarlos aparte.

Quizás también te interese saber que algunos adaptadores PLC vienen con enchufe integrado, con tal que no desaproveches ninguna toma de corriente en casa. Aunque es un detalle accesorio, puede tratarse de una característica que marque la diferencia para más de uno, sobre todo aquellos que vayan justos de enchufes en casa.

Es de esperar un pequeño bajón de rendimiento al usar un PLC con enchufe. Esto es porque puede haber ruido e interferencias en la señal eléctrica. Los PLC de gama alta incorporan filtros para que el rendimiento no se vea afectado por ello.

¿Hasta donde llega la señal?

Es probable que la cobertura sea un factor que te preocupe, pero en los PLC es un factor que está bien cubierto. Y es que los buenos PLC gozan de unas coberturas que pueden llegar a los 300 metros por cableado. Esto es más que suficiente en el 95% de los casos.

Esto en el caso del cableado eléctrico, pues la cobertura WiFi es otra historia. No se puede saber de manera exacta hasta donde alcanza la cobertura del WiFi, pues depende mucho de la vivienda en cuestión, de las interferencias que haya o del canal que emplee el router para la red local.

Software de gestión y ajustes avanzados

Otro punto no menos importante es que el PLC disponga de un software de control y de gestión robusto con el que poder realizar algunos ajustes.

La mayoría de marcas posibilitan el control de la red Powerline a través de cómodas aplicaciones para Smartphone, y en las que se pueden realizar ajustes típicos como control parental, cambiar el SSID y la contraseña de la red WiFi o crear redes de invitados.

Otras compañías ofrecen también potentísimos paneles de control con los que poder realizar ajustes más avanzados, como la asignación de ancho de banda específico para cada dispositivo dentro de la red o asignar el canal para la red WiFi del PLC.

La herramienta más completa del mercado es Devolo Cockpit, a la que he dedicado un artículo para profundizar en todas sus opciones.

Y finalmente… el precio

Seguramente el precio sea el factor decisivo en la compra en un 90% de los casos. Y como soy consciente de ello quiero explicarte mi punto de vista al respecto.

Los PLC gozan actualmente de unos precios muy ajustados. Se trata de una tecnología que se ha abaratado muchísimo, y por lo tanto cada vez hay más productos con una barrera de entrada en cuanto a precios cada vez más baja.

Los modelos de PLC más básicos se pueden encontrar a partir de los 30 euros. Los mejores PLC del mercado ya se sitúan entre los 70 y los 160 euros, pero en la mayoría de casos valen lo que cuestan.

El PLC más caro es el Devolo dLAN 1200+ WiFi AC, un PLC con un rendimiento extraordinario y dirigido a usuarios con conexiones de fibra óptica de 300Mb.

En general, los PLC con mejor relación calidad-precio se encuentran en la marca TP-LINK. Otros fabricantes con modelos interesantes son Netgear, D-Link o Devolo.

Cómo instalar y configurar un PLC

La instalación de un PLC es bien simple. En este otro artículo te explico con detalle en qué consiste la instalación de un PLC, pero aquí te lo resumo:

  1. Instalar uno de los dos dispositivos en un enchufe cercano al router, y conectarlo a este mediante un cable Ethernet (este es el PLC emisor).
  2. Instalar el segundo dispositivo del kit en un enchufe de la zona donde queramos ampliar la cobertura (este es el PLC receptor).
  3. Algunos PLC requieren emparejamiento. Lo que hay que hacer es, una vez enchufados los dos dispositivos, pulsar el botón de emparejamiento del primer dispositivo, y luego el del segundo.
  4. Si el PLC receptor tiene punto de acceso inalámbrico, estará emitiendo una red WiFi predeterminada. Quizás quieras entrar en los ajustes del PLC y clonar la red WiFi del router para que esta sea la misma en toda la casa. Hay PLC que tienen esta función de clonado a través de un simple botón en el dispositivo.

Debes de tener en cuenta también esta serie de consejos para optimizar el rendimiento de tus PLC:

  • Para gozar del máximo rendimiento, es aconsejable que los PLC estén dentro del mismo circuito eléctrico. De no ser así, el rendimiento puede empeorar o incluso no funcionar.
  • El rendimiento depende mucho del estado del cableado eléctrico de la vivienda. Si este es antiguo o está en mal estado, el rendimiento se verá afectado.
  • No es aconsejable colocar los PLC en regletas o ladrones, ya que el rendimiento se verá perjudicado. Los PLC hay que colocarlos directamente en los enchufes con toma de tierra.
  • Al mismo tiempo, es muy recomendable que los enchufes donde colocas los PLC se sitúen lejos de aparatos de gran consumo eléctrico, como neveras, lavadoras o lavavajillas, pues estos aparatos pueden crear interferencias en enchufes cercanos, mermando así la velocidad y estabilidad de los PLC.

Para saber más sobre los PLC…

En nuestra web tienes muchísimos artículos más por si quieres ampliar conocimientos o seguir informándote sobre PLC y extensores de red.

Tenemos dos guías de compra específicas de PLC: los más baratos y los PLC Ethernet (sin WiFi).

Si quieres saber los productos destacados de las dos principales marcas de PLC, tienes un artículo sobre los PLC de TP-LINK y los PLC de Devolo.

Si no necesitas tanta potencia y rendimiento como la que ofrecen los PLC con WiFi, también puedes echarle un vistazo a nuestra guía sobre amplificadores y repetidores WiFi.

Y por supuesto no te olvides de nuestros análisis, donde examinamos con lupa estos y otros productos que pueden ser de tu interés.