Google Home Mini vs Echo Dot

30 junio, 2019 0 Por Jose Noguera

El Google Home Mini y el Echo Dot de Amazon son los dos altavoces inteligentes más populares y vendidos en España. Motivos tienen para ello, pues son muy baratos pero ofrecen ambos toda la funcionalidad de los asistentes virtuales con los que trabaja cada uno de ellos: Google Assistant y Alexa.

Aquí tienes una comparativa entre los dos, con el producto en mano y después de haber probado ambos durante más de un mes.

Echo DotGoogle Home Mini
Vista previaEcho DotGoogle Home Mini
Dimensiones9,9 x 4,3 cm; 300 g9,8 x 4,2 cm; 173 g
Driver41 mm40 mm
Micrófonos42
ConexionesWiFi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.1, AUXWiFi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.1
LucesAnillo LED4 puntos LED
Botones4 físicos2 táctiles
Precio59,99 EUR59,90 EUR

Diseño y conexiones

El diseño de ambos altavoces es muy parecido, y la verdad es que parecen el uno una copia del otro. Desconozco cuál se diseñó antes, pero no me extrañaría que o bien Google o bien Amazon copiara a su rival a la hora de fabricarlos.

El Google Home Mini hace honor a su nombre con un tamaño realmente pequeño, de 9,5 cm de diámetro y solo 3,5 cm de alto. El altavoz viene protegido en toda su parte superior por una fina malla de tela, mientras que en la base el policarbonato hace acto de presencia. El Google Home Mini se puede adquirir en los colores negro carbón, gris tiza y azul celeste.

Google Home Mini: Diseño

El Google Home Mini no cuenta con botones físicos sino que son todos táctiles. Tan solo encontrarás un pequeño botón en un lado para silenciar el micrófono. El resto se ejecuta con pulsaciones y gestos táctiles, aunque tampoco es que sean muchas. Básicamente puedes pulsar en el lado derecho para subir el volumen y en el lado izquierdo para bajarlo, mientras que una pulsación de varios segundos en el lado derecho detendrá lo que se esté reproduciendo en ese momento.

Hay un indicador lumínico en la parte superior del altavoz, iluminado con 4 puntos que te indican cuándo el Google Home Mini está encendido, cuándo está identificando tu voz y cuándo ejecuta una orden que le hayas dado. Estos 4 puntos iluminados sirven también para mostrar el nivel de volumen.

El Echo Dot es un pelín más grande pero igualmente muy pequeño, con un tamaño de 9,9 cm de diámetro y 4,3 cm de alto. La apariencia del Echo Dot es algo más fea y menos estilizada, ya que en la parte superior hay cuatro botones bien grandes, que ni siquiera son táctiles sino físicos. Esto le resta algo de atractivo, sobre todo si te gusta el minimalismo como a mí.

A los lados del altavoz, una malla de tela recubre y protege el interior del altavoz, mientras que la base es de una especie de plástico engomado. El Echo Dot puede comprarse en versiones de color negro antracita, gris claro y gris oscuro. El que puedes ver en mis fotos es el antracita.

Los botones son los dos de volumen, el de silenciamiento del micrófono y un botón de acción, que sirve para poner el altavoz en modo escucha para recibir ordenes, muy útil si por lo que sea el micrófono no está reconociendo tu voz en ese momento.

La apariencia menos moderna del Echo Dot respecto al Google Home Mini se compensa un poco por el anillo de luz que rodea a estos cuatro botones. Este anillo es exactamente igual que el del Echo Plus, y se muestra de diversos colores para mostrar varios estados o para indicarnos que el altavoz está escuchando nuestra voz.

Echo Dot: Diseño

En conexiones son ambos muy parecidos, aunque el Echo Dot es un pelín más completo. Los dos altavoces funcionan con WiFi de doble banda (2,4 GHz/5 GHz) y Bluetooth, pero el Echo Dot dispone de un puerto auxiliar para cable mini-jack de 3,5 mm, así que en este apartado es más completo y versátil.

Sonido y reconocimiento de voz

En este apartado son prácticamente idénticos. Dentro del Google Home Mini hay un driver de 40 mm y en el Echo Dot el driver tiene un tamaño de 41 mm, así que ya ves que el tamaño del driver es el mismo. Ambos utilizan también tiene un mecanismo de proyección del sonido en 360º.

La calidad de sonido, como te puedes imaginar, no es gran cosa, debido a lo diminuto del driver, con ausencia total de graves y unos medios con muy poca presencia y cuerpo. Quizás hay algo más de bajos en el Echo Dot y por esto le doy una ligerísima ventaja en este apartado, pero la diferencia es mínima.

De todos modos esta no es la característica por la que querrías comprar un altavoz como este. Debo dejar claro que ninguno sirve como principal reproductor musical para el hogar, siendo en este sentido mucho más recomendable un altavoz de mayor tamaño.

El volumen, eso sí, es bastante alto en ambos altavoces y consiguen hacerse oír desde lejos, no hay ningún problema en este sentido.

Pero como decía, estos altavoces no han sido diseñados para sonar bien, sino para servir como asistentes virtuales en el hogar sin tener que gastar demasiado. Para ello, integran micrófonos para poder escuchar nuestros comandos de voz.

En el Google Home Mini, estos micrófonos están a ambos lados del altavoz, obviamente ocultos tras la malla de tela. Son dos los micrófonos, y funcionan con tecnología de cancelación de ruido y beamforming para captar mejor la ubicación desde donde proviene la voz.

Estos micrófonos permanecen siempre en modo escucha, para que en el momento que digas «OK Google» el altavoz espere tus instrucciones. El reconocimiento de voz es fantástico, algo mejor que en el Echo Dot. El Google Home Mini es capaz de reconocer tu voz incluso cuando el volumen es muy alto y desde habitaciones alejadas de la casa.

Por su parte, el Echo Dot cuenta con 4 micrófonos, en este caso visibles ya que son esos cuatro diminutos huecos que ves en la parte superior del altavoz, junto a los botones. Estos micrófonos son de largo alcance y tienen también un algoritmo de cancelación de ruido, pero tienen más dificultades para oírte cuando el altavoz tiene el volumen a toda pastilla.

Cuando el volumen es medio no tienen problema en escucharte, y en condiciones de silencio el Echo Dot es capaz de escucharte a mayor distancia incluso de lo que es capaz el Google Home Mini.

Google Home Mini en funcionamiento

Asistentes virtuales

Antes de poder usarlo, deberás configurar el Home Mini con la app Google Home (Android y iOS). En la configuración inicial deberás darle nombre el altavoz, identificarlo en una habitación de la casa e incluso tienes la opción de agruparlo con otros altavoces de Google Assistant que tengas en casa.

Desde la app podrás ajustar varias opciones del altavoz, como el volumen de las alarmas y temporizadores, el modo nocturno para reducir el volumen de las respuestas y el brillo de las luces durante la noche, el modo No molestar o el de invitados e incluso un ecualizador para optimizar el sonido a tu medida.

Con el Echo Dot lo mismo: debes descargar la app Amazon Alexa (Android y iOS) para empezar a usar el altavoz. Una vez conectado el altavoz, podemos cambiarle el nombre, conectarlo a otros dispositivos Bluetooth, activar el modo no molestar o el modo Drop In, cambiar la palabra de activación e incluso conectar el altavoz a otros dispositivos Echo, por ejemplo para un emparejamiento estéreo o para ampliarlo con el subwoofer Echo Sub.

Con los dos asistentes se pueden hacer cosas muy parecidas. Ambos responden a consultas sobre el tiempo, el tráfico, las noticias del día, etc, y pueden programar alarmas, recordatorios, temporizadores. También pueden lanzar música y ambos son compatibles con Spotify Connect.

No obstante, Alexa es algo mejor que Google Assistant. Tres son los motivos: uno es la función Drop In, otro las Skills, y otro las rutinas.

Drop In es un sistema para poder llamar a otros altavoces Echo dentro de una misma cuenta. Fíjate que digo de una misma cuenta y no de una misma red, y es que esto significa que puedes llamar a otros altavoces Echo de otra casa y distinta red WiFi mientras pertenezcan a una misma cuenta.

Por otro lado, las Skills son la salsa de Alexa, y la proveen de un sinfín de aptitudes y capacidades que por el momento Google Assistant no tiene.Básicamente son aplicaciones que se pueden instalar para que el altavoz adquiera funcionalidades avanzadas.

Existe en Amazon un repositorio de Skills y dentro de la app también las puedes instalar. Hay Skills de todo tipo, desde medios de prensa hasta servicios de comida a domicilio, pasando por juegos y música, o Skills para que el altavoz se entienda con otros dispositivos domóticos que tengas en casa, como bombillas WiFi o termostatos inteligentes.

Echo Dot y Alexa

Por supuesto que Google Assistant también puede comunicarse con dispositivos domóticos, pero en Alexa son más. Además, en Google no hay un repositorio similar en el que puedas añadir funciones adicionales y específicas de servicios, como el pedir comida a Burger King o las noticias destacadas del día en la Cadena SER.

Las Skills de Alexa marcan la diferencia a favor del Echo Dot, ya que hacen de su asistente virtual algo más completo y robusto que lo que es capaz de ofrecer Google Assistant, aún siendo este un buen asistente virtual. Clic para tuitear

Por último mencionar también las rutinas, mediante las cuales podemos programar una serie de acciones automáticas con un único comando de voz, como por ejemplo poner música para dormir, establecer un temporizador de apagado y apagar las luces al decir «Alexa, buenas noches».

Esto es algo que también podrás hacer con Google Assistant, pero las rutinas en Alexa son más completas y funcionan mejor. Por ejemplo, con el Google Home Mini no he podido lanzar una emisora de radio con TuneIn o establecer temporizadores de apagado en una rutina, mientras que con el Echo Dot sí he podido.

En definitiva, Google Assistant es un un fantástico asistente virtual, pero Alexa es aún mejor. Por ello, recomiendo el Echo Dot por delante del Google Home Mini, dos altavoces muy similares en prestaciones pero ganando el Echo Dot por un estrecho margen gracias a lo completo que es el ecosistema de Alexa.

Google Home Mini vs Echo Dot: Precios

Precios del Google Home Mini y el Echo Dot

Ambos altavoces son prácticamente calcados en tamaño, características y funcionalidades, y el precio de los dos altavoces confirma esto, ya que cuestan exactamente lo mismo.

El Google Home Mini tiene el precio recomendado de 59 EUR, lo mismo que el Echo Dot, que es de 59,99 EUR. Este último solo puedes comprarlo en Amazon, mientras que con el Google Home Mini ocurre lo contrario, ya que puedes comprarlo en varias tiendas pero no en Amazon.

Si compras el Echo Dot, mira antes alguno de los packs con los que Amazon lo vende, como por ejemplo un pack junto al Amazon SmartPlug, y otro más interesante como el pack del Echo Dot junto a un kit de bombillas de Philips Hue.