Bombillas Philips Hue: Análisis y funcionamiento

Bombillas Philips Hue: Análisis y funcionamiento

15 mayo, 2019 0 Por Jose Noguera

Hace ya un par de años Philips lanzó al mercado las Philips Hue, un ecosistema de bombillas inteligentes que pueden controlarse a través de su conexión WiFi y que permiten un sinfín de posibilidades al poder conectarse a otros dispositivos domóticos.

Las Philips Hue son las bombillas WiFi más vendidas, así que he pensado que estaría bien hacerme con un kit de inicio para probarlas y ver exactamente cómo funcionan.

Aquí va mi experiencia de uso con ellas después de un mes y aprovecho para contarte todo lo que has de saber sobre el ecosistema Hue de Philips.

Lo más básico: Así funciona Philips Hue

Antes de nada me gustaría dejarte claro cómo funciona el ecosistema de Philips Hue, ya que veo mucha confusión al respecto en otros blogs y foros de internet.

Primero creo que hay que empezar explicando que las bombillas Hue son todas LED, con luz blanca regulable (2200 – 6500 K) y también con bombillas de colores, con combinaciones de 16 millones de colores. Todas las bombillas tienen un flujo luminoso que alcanza los 800 lm y un consumo máximo por bombilla de 9W y una vida útil de 25.000 horas.

Hay que aclarar también que las bombillas, para hacer uso de sus funciones inteligentes necesitan obligatoriamente conectarse a un puente. Esto es así porque las bombillas Hue no tienen una conexión WiFi dentro de ellas, sino que emplean el protocolo Zigbee.

Philips Hue: Bombilla

Con este protocolo de radiodifusión de bajo consumo se comunican con el puente, y es este el que se conecta a la red de casa, pudiendo así manejar las bombillas con la app para smartphone, tablets o desde el PC.

Por lo tanto, queda claro que necesitamos un puente, sí o sí, para controlar las bombillas Hue. Si no tenemos este puente, su funcionalidad se reduce a la de una simple bombilla normal y corriente.

Hay otra alternativa al puente, que es la de usar algún otro dispositivo de control que disponga del protocolo Zigbee. Un ejemplo sería el Echo Plus de Amazon. De hecho, ya se vende un pack de este altavoz junto a una bombilla Hue.

Bombillas, puentes, mandos y accesorios

El ecosistema de Philips Hue se compone de multitud de bombillas de distintos tipos de casquillo y de luz, además de puentes, mandos, sensores y otros accesorios. Intento enseñarte en esta lista la mayoría, aunque seguro que me dejaré alguno. La lista realmente es enorme:

Puedes ver el resto de bombillas y accesorios Hue a la venta en Amazon.

Philips Hue: Puente

¿Qué packs de bombillas y lámparas Hue puedo comprar?

Si es la primera vez que vas a comprar una bombilla Philips Hue te recomiendo que compres un pack donde venga también un puente.

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Philips Hue White - Kit de 2... Philips Hue White - Kit de 2... 293 opiniones 67,30 €
2 Philips Hue White and Color... Philips Hue White and Color... 394 opiniones 158,99 €
3 Philips Hue Hue White Kit LED... Philips Hue Hue White Kit LED... 293 opiniones 83,98 €
4 Philips Hue White and Color... Philips Hue White and Color... 394 opiniones 109,99 €
5 Philips Hue White Ambiance -... Philips Hue White Ambiance -... 71 opiniones 81,65 €

El kit más básico, y seguramente el mejor para empezar, es el llamado Starter Set, compuesto por dos bombillas con casquillo E27 y de luz blanca cálida y un puente Hue incluido. Este es el kit con el que me he hecho yo también para probar estas bombillas.

Sin embargo, el kit más vendido es el Philips Hue White and Color Ambiance, con tres bombillas con casquillo E27, de colores regulables, con un mando inalámbrico y el puente. El precio de este kit es alto, pero ahorras bastante si compras todos estos elementos en este pack y no por separado.

Instalando y configurando Philips Hue por primera vez

La instalación de Philips Hue no puede ser más sencilla.

Lo primero que debes hacer es, por supuesto, poner la bombilla en la lámpara o en el aplique donde tengas pensado ponerla.

A continuación debes conectar el puente. Este debe ir conectado a la corriente por un lado, y por el otro al router, a través de cable Ethernet.

Una vez enchufado el puente, puedes proceder a descargar la app e instalarla en tu móvil (está para Android y iOS). Al iniciarla comienza el proceso de configuración, y si has conectado el puente correctamente al router, te aparecerá un mensaje diciéndote que se ha encontrado.

Hay que proceder pulsando el botón de Configurar. A continuación la app te pide que pulses el botón grande del puente para sincronizar el puente con las bombillas y la app.

Si hay alguna actualización de firmware que se pueda aplicar al sistema, en este momento te aparecerá, y no te quedará más remedio que aceptarla, o no podrás continuar.

Philips Hue: Configuración inicial

Después la app te pide que configures tu primera estancia. Una estancia consiste básicamente en agrupar una o varias bombillas. Por ejemplo, si tienes tres bombillas en el salón puedes agruparlas en una estancia que se llame «Salón», y otras dos bombillas que tengas en la habitación puedes agruparlas en una estancia llamada «Dormitorio».

Un consejo que te doy es que al instalar las bombillas lo hagas por habitaciones, es decir, coloca primero únicamente las bombillas de una habitación, y cuando ya hayas configurado esas, pones las de otra habitación. Al hacerlo así te será mucho más fácil identificar cada bombilla en la app.
Philips Hue: Configuración de estancias

¿Qué se puede hacer con la app?

La app a simple vista parece sencilla y muy básica, pero hay que meterse a indagar en los menús para ver todas sus posibilidades.

La pantalla de inicio nos permite regular la intensidad de la luz o la tonalidad, si es que es una bombilla de colores.

Pero en mi opinión, una de las funciones más interesantes es la de escenas. Una escena trata de recrear un determinado ambiente combinando colores, e intensidad de la luz. Las escenas puedes crearlas tú a tu conveniencia, o aplicar cualquiera de las muchas que vienen ya predefinidas.

Lo realmente interesante de las escenas es combinarlas con otros dispositivos domóticos que tengas en casa para crear rutinas. Es gracias a esto que podemos hacer auténticas virguerías, programando una serie de acciones como, por ejemplo, hacer que al llegar a casa se iluminen las luces del salón con una escena de «relax» y que al mismo momento empiece a sonar una playlist de jazz en los altavoces WiFi que tengas en casa.

Philips Hue: Escenas, rutinas y otros ajustes

Con tal de cumplir este propósito, las Philips Hue son compatibles con prácticamente cualquier sistema de domótica o IFTTT. Algunos ejemplos de sistemas compatibles son:

  • Alexa, el asistente virtual de Amazon presente en los altavoces Echo.
  • Nest, el famoso sistema de termostatos inteligentes de Google.
  • Google Assistant, con sus famosos altavoces Google Home y cualquier otro dispositivo que cuente con él, incluso con redes de WiFi Mesh.
  • Apple Homekit, y todo su séquito de productos de domótica controlables con Siri.
  • SmartThings, el ecosistema de domótica creado por Samsung, que te permitirá sincronizar las luces con sus altavoces, televisores y electrodomésticos smart.
  • Razer Chroma, la gama de productos de esta marca de gaming, pudiendo crear una experiencia inmersiva total junto a teclados y ratones iluminados.
  • Logitech Harmony, un curioso sistema ideado por esta marca, consistente en mandos universales con los que puedes controlar multitud de dispositivos domóticos presentes en el hogar.

La lista es más extensa, pues Zigbee es un protocolo de código abierto que permite a programadores diseñar aplicaciones y extensiones para añadir funcionalidades adicionales. Por eso, no todas las aplicaciones están oficialmente soportadas. Se trata de tener algo de imaginación y buscar en internet a ver si a alguien se le ha ocurrido ya implementar esa función en la que estamos pensando.

Por ejemplo, descubrí recientemente que podía sincronizar las luces con el servidor multimedia Kodi, gracias a una extensión de terceros. Esto me permite configurar las luces del salón con dos modos: el modo teatro, que imita las luces de un cine, apagándose progresivamente cuando empieza la película, o el modo Ambilight, que imita a los famosos televisores de la misma Philips, cambiando los colores de las Philips Hue en función del contenido en pantalla para una experiencia audiovisual más inmersiva.

Para este modo Ambilight es muy recomendable comprar las tiras LightStrip o las barras Hue Play y colocarlas detrás del televisor

Incluso existe un programa para ordenadores de escritorio, llamado Philips Hue Sync, que te permite hacer algo parecido al Ambilight, pero no solo para películas, sino también para música, creando efectos de luz sincronizados con la música, lo cual es perfecto para montar fiestas en casa. Lamentablemente es solo para PC, pero no tengo dudas que esto acabará llegando también a las Smart TV.

Philips Hue Ambilight

Debes saber también que hay más apps para el control de las Philips Hue, aparte de su aplicación oficial. Basta con una búsqueda en la Play Store o en la App Store con el término «Philips Hue» para encontrar decenas de apps que añaden funcionalidades para el sistema.

Conclusiones sobre Philips Hue: ¿Realmente vale la pena?

Mucha gente, cuando piensa en esto de la domótica y la iluminación inteligente se pregunta si realmente vale la pena, o no es más que un capricho muy costoso.

Pienso que sí vale la pena, aunque con matices. Pienso que Philips Hue está genial y se le puede sacar mucho partido, pero hay que echarle imaginación, ganas, y ya que te metes en esto, meterte bien, cambiando todas las bombillas y acompañando la iluminación por una buena decoración en casa.

Es decir, no se trata de un tipo de iluminación para poner cuatro bombillas, dos en el salón, una en el baño y otra en el dormitorio, sino que es más bien un sistema para llenar toda tu casa con estas bombillas, crear escenas y automatizarlo todo mediante rutinas y comandos junto a otros dispositivos domóticos en casa.

Si le echas imaginación y tienes buen gusto con la decoración de tu hogar, puedes crear efectos de luz espectaculares y espacios de gran confort. Philips Hue es una apuesta decidida por montar un hogar moderno y sofisticado, como el que hemos visto muchas veces en las casas de gente rica o famosa, pero gastando mucho menos que ellos, ya que las bombillas Philips Hue son más caras que las normales, eso es obvio, pero tampoco son muchísimo más caras.

Por lo tanto, mi conclusión es que Philips Hue vale mucho la pena, siempre que tengas claro lo que quieres hacer con ellas y suponga un cambio en los hábitos o de la decoración de tu casa.